La actividad inmobiliaria está caracterizada por su gran complejidad y por su largo periodo de maduración, lo que tiene importantes implicaciones en el análisis de decisiones de inversión, dado que estas requieren grandes volúmenes de recursos, durante periodos largos. El análisis estratégico estudia si las características del producto, encajan con las establecidas como variables estratégicas de la empresa, por ubicación geográfica, por tipo de producto, por dimensión de la inversión, por su plazo de recuperación, etc.

Para ello es necesario realizar diferentes tipos de estudios; en primer lugar trazar un plan estratégico, es preciso realizar un análisis técnico y un análisis urbanístico, un estudio jurídico y una valoración fiscal.

Una vez analizadas todas estas variables, se determinará si el inicio de la promoción, es razonablemente interesante por momento y ubicación.

Las promociones inmobiliarias son mucho más complicadas de lo que se percibe, sobretodo en estos últimos años de bonanza, donde el sector se ha visto “atacado”, por empresas dedicadas con anterioridad a mercados muy dispares.
Siguenos Siguenos en twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Linkedin
Friends&Family

Únase a nuestro grupo de inversión y rentabilice su capital como los grandes inversores.

Más información